viernes, 25 de septiembre de 2015

Botaderos de basura convertidos en jardines

En Engativá, 36 botaderos de basura, escombros y residuos peligrosos, se han convertido en jardines, gracias a la labor de algunas entidades locales y distritales en asocio con la comunidad.

La más reciente intervención se realizó en el entorno de la calle 97 con carrera 91, barrio Luis Carlos Galán, donde adultos mayores, jóvenes, niños y comerciantes del sector, atendieron el llamado a empoderarse de sus calles para, cuidarlas y convivir en ambientes agradables y limpios.
Así lo registró la empresa Aguas de Bogotá, quien junto a entidades como las Secretarías de Ambiente, Salud y Gobierno, la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos –UAESP, El hospital de Engativá, Jardín Botánico, la Alcaldía Local, Plazas de mercado, el Instituto para la Economía Social –IPES, la Policía Nacional y la comunidad, adelantaron durante más de cinco meses las mesas llamadas ´Basura Cero´, para identificar los puntos críticos y priorizar su intervención de acuerdo con la urgencia de su situación. De esta manera barrios como Garcés Navas, Quirigua, La Estrada, Europa, Bella Vista, Villas de Granada y Villa Gladys, entre otros han vivido la transformación de sus puntos críticos, o basureros, en jardines comunitarios.
Los más beneficiados son los habitantes del sector. Así lo registró Susana Huertas, coordinadora del grupo de adulto mayor Recordar es vivir, quien reconoció que éste era uno de los puntos que más perjudicaba el sector. “Por eso nos dimos a la tarea de participar y apoyar esta labor. Para el mejoramiento que debe haber en la ciudad, porque es una manera de tener mejor salud, mejor ambiente, aire puro, mejor calidad de vida y una ciudad limpia”.

El Procedimiento
De acuerdo con Fernando Zuluaga Flores, promotor territorial de Aguas de Bogotá para Engativá, primero se identifica y se hace seguimiento al sitio, luego se adelanta un proceso previo de  sensibilización con las comunidades para mitigar el arrojo de residuos, y ahí viene la intervención. Sin embargo, el funcionario advierte que no hacen intervención sin el compromiso de la comunidad, para que asuman la responsabilidad posterior de dar mantenimiento y sostenibilidad a la recuperación. Han encontrado puntos demasiado críticos, que son históricamente zonas de carreteros y botaderos de escombros.
Para Lisa Pardo, vocera del Hospital de Engativá, el éxito con las jornadas de recuperación requiere:
1.    Concientizar a las personas para que separen en la fuente.
2.    Puntualidad en la recolección, articulación institucional y trabajo conjunto para que no se quede en sensibilización.
3.    Cumplimiento por parte de la sociedad civil para que haya sostenibilidad.

Durante los operativos de limpieza se reutilizan llantas usadas, las cuales son pintadas de colores y usadas como materas para embellecer las zonas que estaban siendo focos de contaminación. Aguas de Bogotá se hace cargo de la recolección de basuras y coordinación de la jornada. La Alcaldía Local aporta la tierra abonada y la comunidad pinta las llantas y aporta las plantas. Es toda una jornada artística de responsabilidad medioambiental.